Mascarillas desechables

En el siguiente artículo tendrás una guía detallada sobre los diferentes tipos de mascarillas higiénicas con filtro desechables.

En la actualidad está más que demostrado que estos elementos de protección respiratoria son indispensables como método de prevención contra el contagio de coronavirus. Sin embargo, debe escogerse el protector facial apropiado, ya que en caso contrario no está garantizada la protección buscada.

Cuando acudas a una farmacia, debes tener en cuenta que las mascarillas desechables se dividen en tres categorías diferentes. Las mismas determinan la capacidad del producto para filtrar el aire inhalado o “Filtering Face Piece” (FFP) en inglés.

  • Las FFP1 son aquellas que filtran el 78% de las partículas del aire inhaladas, con un 22% de fuga de partículas hacia el exterior cuando exhalamos. Son utilizadas principalmente para evitar la inhalación de malos olores producidos por los residuos.
  • Las FFP2 son aquellas mascarillas que filtran el 92% de las partículas inhaladas, con un 8% de fuga al exterior. Además de la protección contra los malos olores, se le añade el blindaje contra los elementos tóxicos presentes en formato de polvo como el humo por ejemplo.
  • Las FFP3 posee un 98% de capacidad de filtrado de aire, con apenas un 2% de fuga de partículas hacia el ambiente exterior. Esta categoría posee la capacidad de impedir el ingreso de virus y bacterias provenientes del aire.

Algunos modelos incluyen una válvula de exhalación, cuyo objetivo es evitar que el artefacto se humedezca. De esta manera se prolonga su vida útil y es más cómodo de utilizar.

Independientemente de la marca o aspecto estético de la mascarilla desechable, lo que verdaderamente importa es su capacidad de filtrado. Las FFP3 son utilizadas por el personal de salud porque son las únicas que le permiten estar en contacto de manera segura con pacientes infectados con Covid-19. Esta categoría pertenece al grupo de las mascarillas quirúrgicas, ya que el médico puede respirar de forma segura mientras está en contacto con pacientes infectados.

La principal desventaja de las FFP3 es su elevado costo. Sin embargo, son las únicas mascarillas desechables aprobadas por la Organización Mundial de la Salud como mecanismo 100% efectivo para evitar el contagio.

En nuestro caso, con adquirir mascarillas desechables FFP1 o FFP2 será más que suficiente, ya que saldremos de nuestro hogar únicamente a trabajar o comprar víveres. En estos ambientes con respetar la distancia social, mantener la higiene constante de manos y empleando una mascarilla desechable será más que suficiente para evitar el contagio de Covid-19.

¿Cómo utilizar una mascarilla desechable?

La Organización Mundial de la Salud estableció una serie de pautas para utilizar estos elementos de forma segura. Se recomienda lavarse las manos con agua y jabón antes de colocarse la mascarilla. Es importante que la misma cubra por completo la boca y nariz, quedando bien ajustada al rostro para evitar filtraciones. No toque la mascarilla mientras la utiliza, si desea ajustarla primero lávese las manos.

Cuando este elemento se humedezca debe cambiarlo. Es importante retirárselo desde atrás sin tocar la parte frontal y desecharlo inmediatamente. Por último vuelva a lavarse las manos.