Momento de hacer o comprar mascarillas
¿Qué mascarilla protectora elegir?

Durante los brotes de enfermedades respiratorias y virales, el uso de mascarillas protectoras ó tapabocas son eficientes. Estudios científicos demuestran su efectividad en reducir el riesgo, al proteger a los profesionales de salud. Hoy el mundo se enfrenta al Sars-CoV-2 (COVID-19), causó estragos en el epicentro de la pandemia, Wuhan.

A pesar de ello, la Organización Mundial para Salud recomienda el uso de las mascarillas faciales certificadas. En conjunto de una serie de medidas de prevención, y aumentando la seguridad de los médicos que luchan con el coronavirus.

¿Cómo funciona una mascarilla protectora?

Una mascarilla es apta para protegernos del polvo que respiramos, el humo y aerosoles tóxicos. Dependiento del tipo de mascarilla nos protegeran más o menos, pero Aunque estén exentas de ofrecer protección ante los gases y vapores. Poseen un sistema de clasificación, según el nivel de protección del medio ambiente respirable.

Nomenclatura y normas en el uso de mascarillas protectoras

Existen nomenclaturas que regulan y permiten conocer las distintas funciones que posee una mascarilla protectora, para su uso adecuado. Desde el tipo de color y su uso especifico, hasta los niveles de filtración y fuga de las mascarillas.

Mascarillas protectoras, según el color y uso especifico

  • Blancas protectoras: Evitan partículas de polvo y aerosol bajos o moderados.
  • Marrones protectoras: Protegen los gases y vapores orgánicos.
  • Grises protectoras: Disminuyen los gases y vapores inorgánicos.
  • Amarillas protectoras: Disminuyen los gases y vapores ácidos.
  • Verdes protectoras: Especializadas en amoniaco ó soldadura.

Mascarillas protectoras, según el nivel de filtrado

Estas mascarillas son capaces de proteger al usuario, de los aerosoles líquidos presentes en el medio ambiente, según el diseño de filtración de partículas. Impiden la inhalación de estas partículas, ocasionadas por distintas circunstancias, sean artificiales o naturales.

Existen tres clases de mascarillas FFP, y se dividen según su nivel de eficiencia:

1). Mascarilla FFP1: Su eficiencia de filtración de partículas mínima, desde 75 a 78%. Mientras los niveles de fuga, desde el interior, tienen un máximo de 25%. Generalmente, estas mascarillas se fabrican de materiales inertes.

Selección de mascarillas FFP1

2). Mascarilla FFP2: La eficacia de esta mascarilla alcanza hasta el 92%. Las mascarillas son capaces de proteger ante aerosoles de baja o moderada toxicidad. El nivel de fuga tiene un máximo de 10%.

Selección mascarillas FFP2 homologadas

3). Mascarilla FFP3: La capacidad de eficacia de filtración es del 98%. Son utilizadas frente aerosoles de moderada y alta toxicidad. Los profesionales de salud las utilizan sobre los casos de mayor riesgo de exposición. Su nivel de fuga no sobrepasa el 5%.

Selección mascarillas FFP3 homologadas

¿Cuáles son las mascarillas de protección más comunes en el mercado?

  • Mascarillas desechables

También son conocidas como mascarillas higiénicas, y generalmente son distribuidas por los Gobiernos, debido a sus bajos costos de producción. Desde el inicio de las cuarentenas, promovidas por la OMS, empezó la distribución de estas mascarillas desechables.

También pueden encontrarse en las farmacias, a causa del aislamiento y distanciamiento social se han elevado su venta y distribución. Normalmente las identificamos por su característico color blanco y azul claro.

Esta es la mascarilla más utilizada pero no traduce a que sea la más eficiente. El nivel de protección es el más bajo, porque su nivel de fuga llega un máximo de 25%, es decir, son FFP1. No debe utilizarse como barrera principal ante agentes contaminantes de tipo venenoso o virus.

  • Mascarillas quirúrgicas

Son conocidas, al ser utilizadas por médicos y profesionales de la salud. Protegen a la persona de las partículas que se transportan en el aire, o posibles líquidos que contaminen el rostro. Las mascarillas quirúrgicas son de uso personal, no deben ser compartidas.

Su nivel de protección es adecuado, y capaz de alejar los agentes contaminantes, y salvaguardar a los médicos que las utilizan y a quienes rodea.

Sin embargo, la Organización Mundial para la Salud, expuso que no recomienda el uso de esta mascarilla al público, como protección de la pandemia. El principal motivo es priorizar estos suministros vitales, y se reserven a los profesionales de la salud.

Generalmente, las mascarillas quirúrgicas entran en el grupo de las FFP1 y las FFP2, según las circunstancias o situaciones locales.

  • Mascarillas faciales de protección

Este grupo de mascarillas poseen el mayor nivel de protección. Todas llevan la certificación FFP3, y se utilizan en contra agentes contaminantes muy peligrosos en el medio ambiente. Son capaces de proteger de partículas radioactivas, venenosas y hasta cancerígenas.

Habitualmente son encontradas en las industrias químicas, por su alta eficiencia de filtración. Son las mejores recomendadas, en la protección del coronavirus. La prevención ante el Covid-19 se cumple,  al interactuar con un paciente infectado, sea tratamiento por investigaciones médicas.

¿Cuál es la mejor mascarilla antivirus?

Aquella mascarilla filtrante, diseñada especialmente en filtrar las partículas biológicas, como las bacterias, gérmenes y virus. El uso idóneo para combatir y evitar el contagio del Sars-CoV-2 (COVID-19), es una mascarilla que utilice el nivel mínimo de filtración requerido.

Las mascarillas antivirus recomendadas para esta nueva enfermedad, son las FFP2 y FFP3. Especialmente las FFP3, son las más recomendadas.

Recomendaciones para el uso correcto de las mascarillas protectoras

Una de las primeras acciones es la visualización el estado de las mascarillas protectoras. Esto  importante a causa del mal estado de muchos productos encontrados, como España por ejemplo. Una pequeña abertura, puede comprometer la salud del usuario.

Sigue estas indicaciones para saber el uso y ajuste correcto de las mascarillas protectoras:

  • Verificar que los bordes permitan el sellado y acoplamiento con el rostro.
  • Debe cubrir la nariz y la boca completamente, sin dejar espacios o aberturas.
  • Ajustar el clip de la nariz, y adaptarla correctamente.
  • Evitar la manipulación de la mascarilla lo menos posible. Puede ocasionar el desajuste de la misma, disminuyendo su efectividad y creando filtraciones perjudiciales.
  • Al retirar la mascarilla, debe doblarse hacia afuera y evitar tocar la superficie externa.
  • Reemplazar la mascarilla una vez cumplida su periodo de uso. Generalmente pueden ser reutilizadas, un máximo de 03 veces, dependiendo del uso y la mascarilla.

Recomendación final:

Recordemos que en ninguna de estas circunstancias, el uso de una mascarilla protectora no garantiza la protección total del virus.  Debe combinarse con otras medidas de prevención y protección personal, como la higiene de las manos.

Debemos cumplir la distancia pautada entre las personas que presenten los síntomas, mantener la higiene personal, y acatar el llamado de quedarse en casa. Estos pasos esenciales en contra del coronavirus, ayudará a evitar el avance del coronavirus, y así regresar a la normalidad.